Brochetas de pollo

Cuando llega el buen tiempo es muy agradable comer en el campo, en los jardines de las casas o chalets, y una de los tipos de comida que más se hacen son las barbacoas. Y para las barbacoas son estupendos los pinchitos, de los cuales tengo un receta estupenda en este blog. También las brochetas, de las que podéis encontrar dos tipos, orientales y buenísimas, las Teriyaki y las Yakitori, que os aconsejo probar. Estas son más sencillas, con un sabor estupendo que les da el aliño del pollo, y si no tenemos barbacoa, como es mi caso, las hacemos a la plancha en casa, acompañadas de una buena ensalada.

Qué necesitamos:

  • Dos pechugas de pollo
  • Un pimiento rojo de asar
  • Champiñones pequeños
  • Tomatitos cherry
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Especies de pinchitos

Cómo se hacen:

Cortamos las pechugas en dados y los dejamos un día en un cuenco con las especies y sal.

Cortamos en trozos el pimiento rojo, y los champiñones por la mitad. Cuando vayamos a hacer las brochetas pinchamos de forma alternativa un trozo de pimiento, uno de pollo, medio champiñón, otro de pollo, un tomatito…Así hasta formar varias brochetas.

Les echamos sal a las verduras y un chorro de aceite a las brochetas. Las ponemos en la parrilla o sartén de asar y las vamos haciendo hasta que estén bien doradas por todos los lados.

Cuando veamos que el pollo ya está bien hecho y las verduras doradas ya las tenemos listas, riquísimas, y las podemos acompañar con una ensalada, patatas…lo que más nos apetezca.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Magdalenas de calabaza

A veces nos encontramos con recetas y sugerencias que se salen un poco de la normalidad y nos apetece probar esas novedades, y eso me ha ocurrido con estas magdalenas de calabaza que, aunque parezcan «extrañas» no lo son. Y no lo son porque sus ingredientes son normales, de los que tenemos a mano, y porque son fáciles de hacer, como cualquier bizcocho o magdalena tradicional. Están riquísimas y merece la pena probarlas.

Qué necesitamos:

  • 110 gramos de harina de repostería
  • 10 gramos de harina de arroz
  • 150 gramos de calabaza cocida
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 50 gramos de azúcar
  • 10 gramos de bicarbonato
  • Un sobre de levadura en polvo
  • Ralladura de la piel de un limón
  • Un pellizco de canela molida

Cómo se hacen:

Trituramos la calabaza cocida con el azúcar, el aceite y la ralladura de limón. Debe quedar una mezcla homogénea. Mezclamos las harinas con el bicarbonato y la levadura.

Mezclamos las harinas con la calabaza hasta que quede muy bien mezclado y con ello rellenamos moldes de magdalenas. Echamos por encima un poco de canela y azúcar y las metemos en el horno, que estará caliente a 200º. Las dejamos hornear 25 minutos.

Las sacamos del horno y las dejamos enfriar, y ya tenemos una merienda riquísima…

Publicado en Dulces y bizcochos | Deja un comentario

Patatas al alioli

A veces para hacer un plato rico no hay que complicarse mucho la vida, los platos sencillos son mis favoritos y todos me salen riquísimos. En este caso se trata de hacer una salsa alioli que, si miramos algunas recetas, vemos que complican un poco su forma de hacerla, la califican de laboriosa, emulsionando en un mortero sin dejar de mover veinte minutos como mínimo y sin parar…Pues yo la hago con la batidora de mano y es más fácil y rápido.

El nombre all-i-oli quiere decir ajo y aceite, los dos ingredientes principales que no pueden faltar. A estos le añadimos huevo, aunque los más ortodoxos dicen que no se le puede echar huevo. Yo voy a poner aquí mi receta y sugiero que la probéis y, si os gusta, a repetir…

Qué necesitamos:

  • Un huevo
  • Un diente de ajo
  • Aceite de girasol, un vaso de los de agua
  • Sal
  • Patatas para cocer

Cómo se hace:

En el vaso de una batidora de mano echamos el diente de ajo pelado, no muy grande, el huevo y la sal. Añadimos el aceite, mejor de girasol porque sabe más suave. Metemos hasta el fondo la batidora y batimos sin moverla, hasta que veamos que va emulsionando, entonces subimos y bajamos con cuidado hasta que quede hecha la salsa.

Ya tenemos la salsa alioli lista. La metemos en el frigorífico para que se enfríe y hacemos las patatas.

Las cocemos hasta que estén tiernas, las pelamos y cortamos en dados. Una vez frías las aliñamos con la salsa alioli y decoramos con perejil fresco picado. Sencillo no…sencillísimo. Y ricas no…riquísimas.

Publicado en Ensaladas, Entrantes, Patatas | Deja un comentario

Rollitos de ternera

Hace poco tiempo publiqué la receta del cachopo, que se hace con filetes de ternera finitos. Pues tenía un kilo de estos filetes y con los que sobraron tras hacer los cachopos hice estos rollitos de ternera rellenos de jamón y queso y después guisados.

Qué necesitamos:

  • Filetes de ternera
  • Jamón ibérico o cocido
  • Queso curado o semicurado
  • Media cebolla
  • Dos dientes de ajo
  • Un vasito de vino
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Dos cucharadas grandes de tomate frito

Cómo se hacen:

Como hicimos con los filetes del cachopo, los aplastamos cubiertos con papel film, con un mazo para ablandar la carne. Los dejamos finitos. Sobre cada filete ponemos lonchas de jamón, ibérico o cocido, y en el centro un trozo de queso, cortado a lo largo en forma de barrita, con la longitud del rollito. Ponemos dos palillos en cada uno para que no se abran.

Los freímos y apartamos. A continuación hacemos la salsa. En una olla sofreímos la cebolla y el ajo cortados, añadimos el tomate y, posteriormente, el vino. Dejamos cocer uno o dos minutos y echamos los rollitos. Si vemos que está muy espesa la salsa añadimos un poquito de agua. Los dejamos hacer en la salsa unos minutos más y ya están listos para comer. Muy muy ricos.

Publicado en Carnes | Deja un comentario

Albóndigas de chocos

A veces nos sobra pescado cocido o sacamos trocitos de pescado de las partes que no usamos para freír o guisar, como la cabeza, las espinas…y con ello podemos hacer unas ricas albóndigas de pescado. Pero en esta ocasión he hecho estas albóndigas no con sobras sino con chocos comprados expresamente para hacer estas ricas albóndigas y, aunque las salsas son parecidas, no saben igual pues el sabor del choco es muy característico.

Qué necesitamos:

  • Medio kilo de chocos
  • Un huevo
  • Un diente de ajo o ajo en polvo
  • Perejil fresco
  • Dos cucharadas soperas de pan rallado
  • Harina
  • Para la salsa:
  • Un vaso grande de caldo de pescado
  • Media cebolla
  • Dos dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Un vasito de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo se hacen:

Cortamos en trocitos los chocos.

Metemos en el vaso de la batidora o trituradora los chocos, el huevo, un diente de ajo, perejil, sal y pan rallado. Hacemos una mezcla homogénea.

Si vemos que la masa está poco consistente añadimos más pan rallado, debe quedar apta para hacer bolitas y que no se deshagan. Hacemos las bolitas, las pasamos por harina y las freímos.

En una olla echamos aceite y sofreímos la cebolla, el ajo y el perejil, muy picaditos. Añadimos el vino y el caldo, un poco de sal y echamos las albóndigas, dejándolas cocer hasta que la salsa espese un poco.

Cuan la salsa esté espesita ya estarán listas para comer. Buenísimas.

Publicado en Pescado | Deja un comentario

Ensalada de sardinas con salsa de aguacate

Cuando llega el calor apetecen mucho las ensaladas, que ya sabemos que son muy variadas pues aceptan multitud de ingredientes variados. En este blog hay bastantes tipos…y hoy añadimos otra más. En primer lugar el ingrediente de las sardinas en aceite y en segundo lugar la salsa que la acompaña, de aguacate. Quiero decir que las sardinas en este caso son de El Ronqueo, cuyos productos de primera calidad son exquisitos. El Ronqueo está en Barbate y es una fábrica artesana, pequeña, que trabaja el atún especialmente, pero también el salmón, las sardinas…Echad un ojo a la web y ya veréis. Pues estas sardinitas en aceite vienen en lata, solo las colas, tiernas y riquísimas. Con ellas se pueden hacer tostas, ensaladas…Si no queréis ir a Barbate, que siempre es aconsejable, las podéis comprar por internet en la web y las llevan a casa.

Qué necesitamos:

  • Una lata de sardinillas en aceite
  • Una manzana
  • Dos patatas cocidas
  • Un aguacate maduro
  • Tomatitos cherry
  • Una latita de maíz
  • Un diente de ajo
  • Sal
  • Vinagre
  • Pimentón dulce

Cómo se hace:

Cortamos en dados las patatas y la manzana peladas. Escurrimos el maíz y mezclamos todo en un cuenco de ensalada. Colocamos alrededor tomatitos cherry cortados.

Hacemos la salsa batiendo con la batidora de mano el aguacate, un chorrito de vinagre, el diente de ajo, sal y una cucharadita de pimentón. Si sale muy espesa añadimos un poco de agua.

Mezclamos la salsa con las patatas, la manzana y el maíz, y colocamos encima las sardinillas. Probadla porque os va a gustar.

Publicado en Ensaladas | Deja un comentario

Arroz con gambones

Una estupenda receta de arroz, ingrediente con el que ya hemos publicado varias opciones, con verduras, marinero, con carne…En esta ocasión lo hemos hecho con gambones, tipo marinero, y ha salido para chuparse los dedos.

Qué necesitamos:

  • Arroz
  • Una cebolla
  • Un pimiento verde
  • Un pimiento rojo
  • Una hoja de laurel
  • Cuatro dientes de ajo
  • Un tomate maduro o tomate triturado
  • Vino blanco
  • Gambones
  • Caldo de pescado o de haber cocido marisco
  • Colorante alimentario
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo se hace:

Refreímos el ajo y la cebolla cortaditos, añadimos los pimientos también picaditos. Pelamos los gambones y aplastamos las cabezas, para que suelten jugo. Las sacamos.

A continuación añadimos la hoja de laurel y el tomate triturado. Sofreímos y mezclamos  todo. Echamos el vino y el caldo, el colorante y sal a gusto.

Por último añadimos el arroz. Vamos viendo que se vaya poniendo tierno y, si es necesario, añadimos un poco más de caldo de pescado o agua. Rectificamos de sal. Lo dejamos más o menos caldoso según nos guste. Riquísimo.

Publicado en Arroz | Deja un comentario

Cachopos

El cachopo es característico de la gastronomía asturiana pero, como ocurre con casi todo, ya se ha generalizado y lo encontramos en muchos bares y restaurantes. Incluso en tiendas de alimentación los venden ya preparados. Y precisamente por este motivo me decidí a hacerlo en casa, porque compré un cachopo en una de estas tiendas en las que era buenísimo, según me habían dicho, y me llevé una decepción. La carne no estaba tierna y el jamón era de los más baratos y, por lo tanto, difícil de tragar.

Así que me dije que tenía que ser fácil hacerlo y que tenía que estar riquísimo si los ingredientes eran de buena calidad. Y así ha sido. Los filetes de ternera de La Janda que me vendieron en la carnicería de Paco Melero en Vejer, y el jamón ibérico de mesón Casa Antonio hicieron de estos cachopos unos bocados exquisitos. Tiernos, sabrosos, jugosos…Con cariño y maestría, que no hace falta mucha para hacerlos, empanarlos y freírlos, estos cachopos salieron estupendos.

Qué necesitamos:

  • Cuatro filetes de ternera cortados finos
  • Jamón ibérico también cortado fino
  • Ocho lonchas de queso Chedar o que funda bien
  • Sal
  • Huevos
  • Pan rallado
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo se hacen:

Empezamos pidiendo a nuestro carnicero que nos corte los filetes finos, y nosotros en casa los pondremos entre papel film y los ablandaremos más con el martillo de madera especial para la carne.

Colocamos un filete, lo salamos y encima ponemos jamón, que cubra toda la superficie, y sobre el jamón lonchas de queso. Sobre esto colocamos otro filete al que también echaremos un poquito de sal. Debemos procurar que los dos filetes tengan el mismo tamaño aproximado, para que casen bien.

Los pasamos por harina, luego por huevo batido y, finalmente. por pan rallado.

Ponemos a calentar aceite y, cuando esté bien caliente, freímos el cachopo. Lo escurrimos sobre papel de cocina y listo, ya tenemos un exquisito cachopo.

Repito que es muy importante la calidad de la carne y del jamón…si no echaremos a perder todo el trabajo y se nos hará difícil tragarlo.

Publicado en Carnes, Empanados | 3 comentarios

Pinchitos de cerdo

Los pinchitos originales, cuyo origen está en el Norte de Africa, no eran de cerdo sino de cordero, ya que el cerdo está prohibido en el Islam. Según parece también tenían prohibido usar cuchillos para comer, por lo que cortaban la carne en las cocinas y pinchaban los trozos en una brocheta o «pincho».

Se pueden hacer de cerdo, ternera, cordero, pollo…, en esta ocasión hemos comprado un buen trozo de lomo de cerdo, muy tierno, y con él hemos elaborado estos ricos pinchitos que son muy fáciles de hacer, tan solo tenemos que dejar macerar la carne el tiempo necesario para que adquiera un buen sabor.

Qué necesitamos:

  • Un kilo de carne de cerdo cortada en trocitos
  • Una cucharada de especies para pinchitos
  • Comino
  • Cuatro dientes de ajo
  • Perejil fresco picado
  • Medio vaso de vino blanco
  • Medio limón
  • Sal gorda
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo se hacen:

Una vez que hayamos comprado el trozo de carne de cerdo, que debe ser tierna, la cortamos en dados. Echamos éstos en un cuenco y los dejamos macerar con la siguiente mezcla.

En un mortero echamos los dientes de ajo, un pellizco de comino, un buen puñado de perejil fresco picado, y sal gorda. La sal se echa para que los ingredientes no salten ni se escurran en el mortero, por lo que se usa solo un poquito. Una vez majado se echa el zumo de medio limón y medio vaso de vino blanco, y se mezcla todo muy bien. Añadimos especies para pinchitos y dejamos que macere la carne un día entero o una noche.

Pinchamos 5 o 6 trocitos en cada pincho y los asamos en una plancha, hasta que estén hechos. Y listo, están muy sabrosos y riquísimos.

Publicado en Carnes | Deja un comentario

«Papas aliñás»

Unas papas aliñás son fáciles de hacer pero no todas salen buenas, depende del tipo de patatas que usemos, la calidad de los ingredientes y, muy importante, el aliño que le demos. Respecto a la primera condición las mejores patatas son las nuevas, claritas de color y que son más tiernas. La cebolla debe ser dulce y que no pique, y el aceite de oliva virgen extra.

Estas patatas aliñás son sencillas, pero si queremos podemos añadirles atún, melva, aceitunas, huevo duro…como podemos ver en otra receta.

Respecto al aliño veamos cómo debe hacerse según indicamos más abajo.

Qué necesitamos:

  • Patatas nuevas
  • Cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Vinagre de Jerez

Cómo se hacen:

En primer lugar cocemos las patatas hasta que estén tiernas, que lo sabremos pinchándolas. Las pelamos y cortamos en trozos.

A continuación las aliñamos teniendo en cuenta que debe hacerse con las patatas templadas, no frías. Esto es muy importante, y si ya se han enfriado totalmente, las metemos un poco en el microondas, solo el tiempo de templarlas. Cortamos cebolla y la añadimos.

Echamos primero la sal, luego el vinagre y, por último, el aceite. Si echamos antes el aceite éste impedirá que penetre el vinagre. Las removemos bien y listo…riquísimas.

Publicado en Aperitivos, Ensaladas, Patatas, Sin categoría | Deja un comentario