Berenjenas fritas con miel

La miel es un alimento producido por las abejas melíferas a partir del néctar de las flores y otras materias azucaradas que recogen de las plantas, las transforman, enriquecen y las depositan en las celdillas de los panales de cera. Es energético por su contenido en azucares simples, que son asimiladas rápidamente por el organismo, contribuyendo al mantenimiento del esqueleto (calcio) y a la regeneración de la sangre (hierro). Los efectos medicinales de la miel son incuestionables. Contiene propiedades antibióticas, antisépticas y cicatrizantes, siendo muy útil en casos de quemaduras, llagas y heridas. Su actividad antianémica, es muy notable por el aumento de la hemoglobina en la sangre. Facilita las funciones digestivas y respiratorias. Tiene efectos diuréticos y sedativos. Popularmente se conocen sus efectos curativos de la tos, bronquitis, catarros, etc., así como contra el reumatismo y estreñimiento.
Cada variedad de miel tiene unas propiedades especificas, pero hay que destacarla según su origen botánico. En la miel hay 181 sustancias diferentes, su principal aporte son los hidratos de carbono, aunque también contiene prótidos, lípidos, sales fósforo, hierro, potasio, calcio y vitaminas (A, E, C, B6 y B12). Es un producto complejo, rico en azucares, vitaminas minerales y encimas (sustancias de naturaleza proteica que actúan en procesos vitales).
La composición, el aspecto, el sabor, el color, etc. varían mucho dependiendo de las flores que proviene, de su origen. Su valor energético y su fácil digestión son vitales para la actividad física o mental, por su fácil asimilación.

Hay muchas variedades de miel, de flores, de romero, de azahar, tomillo, eucalipto, aguacate, de castaño…

Hace poco tiempo tuve acceso a un folleto, editado por la Asociación Malagueña de Apicultores, en el que incluían varias recetas hechas con miel: Pollo con miel de Miraflores, Buñuelos con miel de azahar, Cordero lechal con miel de tomillo y varias más. Hoy he elegido esta con berenjenas, otro día pondré la de Tostas de sobrasada con miel de castaño, que tienen que estar buenísimas.

Qué hace falta:

  • Dos berenjenas jaspeadas, que no tienen semillas, o moradas antes de que las tengan
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Miel de aguacate (u otra que tengamos)

Cómo se hace:

Se cortan las berenjenas en rodajas finas, se salan y se dejan una hora para que suelten el agua.Se secan con un paño limpio.

Se enharinan, sacudiéndolas para que no tomen demasiada, y se fríen en aceite de oliva bien caliente, hasta que se doren.Se sirven calientes y rociadas con un chorrito de miel.

 

 

Anuncios

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Verduras. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Berenjenas fritas con miel

  1. Claudia dijo:

    Se pueden cortar también en tiritas, como palitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s