Salsas para acompañar platos (I)

Hace tiempo leí en algún sitio que las salsas son los cimientos de la gastronomía, y es cierto. Las salsas pueden dar a un alimento sencillo un aspecto de mayor categoría, pueden transformar un plato, proporcionan variedad al mismo alimento…

Para su elaboración se combinan varios ingredientes,a veces en cantidades pequeñas pero que le dan un toque peculiar. Una salsa, con su sabor y aroma, puede hacer que un plato nos guste o, por el contrario, no nos apetezca tomarlo al margen del producto principal que lo acompañe.

Por eso he pensado en poner aquí algunas salsas muy fáciles de hacer, algunas muy conocidas, que pueden ayudar a completar un solomillo, una ensalada o un pescado.

Podríamos decir que hay dos tipos de salsas, las que se elaboran sin calor, como la mayonesa, la vinagreta, o las que necesitan cocción, como la bechamel o la bordelesa.

Vamos a empezar por las primeras, y pico a poco iremos revisando las demás.

SALSA MAYONESA

Se trata de una emulsión de huevo con aceite, a la que se le puede añadir ajo dando lugar a la salsa Alioli, o zumo de limón en vez de vinagre, o mostaza…

Qué necesitamos:

  • Un huevo
  • Un vaso de aceite de girasol
  • Sal gorda, un pellizco
  • Un chorro de vinagre

??????????

Cómo se hace:

En el vaso de la batidora de mano echamos en este orden el huevo, la sal, el vinagre y el aceite, mejor de girasol que de oliva, pues éste le da un sabor más fuerte. De todas formas este punto es a gusto del consumidor.

Esto que digo a continuación es muy importante para que no se corte: Ponemos la batidora de mano sobre el huevo, que caiga sobre él, y empezamos a batir sin moverla, hasta que veamos que va tomando cuerpo. Entonces empezamos a subir y bajar la batidora, hasta que todo quede cremoso, como una buena mayonesa espesa.

??????????

Con la salsa Mayonesa se pueden hacer otras, teniéndola como salsa base.

Alioli: Añadiendo ajo triturado.

Mayonesa verde: Añadiendo perejil.

Chantilly: Añadiendo nata montada

Salsa rosa: Añadiendo ketchup, una pizca de pimienta molida y un chorrito de coñac

??????????

SALSA ROQUEFORT

Hay varias formas de hacer la salsa roquefort, en frío y en caliente.

Salsa Roquefort con almendras:

Qué necesitamos:

  • Un triángulo de queso Roquefort
  • Un yogur natural enriquecido
  • Un puñado de almendras crudas

Recetas 003Cómo se hace:

Mezclamos todo en la batidora hasta que quede una crema homogénea.

Recetas 002

Salsa Roquefort caliente:

Qué necesitamos:

  • Un triángulo de queso Roquefort
  • Un tetrabrik pequeño de nata de cocina

NataCómo se hace:

En un cazo ponemos los dos ingredientes y lo mezclamos a fuego lento.

Nuevas 007Podemos usarla enseguida o guardarla en un tarro para cuando la necesitemos. En este caso se puede usar también fría.

Nuevas 001Continuaremos con más salsa en los próximos días.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Salsas, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Salsas para acompañar platos (I)

  1. PIlar Ruiz dijo:

    Un post muy práctico Lola y que viene muy bien !!! y muchas gracias por el consejito de las almendras para la salsa roquefort caliente 🙂

  2. Pingback: Salmón hervido con mayonesa | La fritada

  3. Pingback: Palmitos con crema de queso azul | La fritada

  4. Pingback: Ensalada de frutas y gambas | La fritada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s