Una experiencia deliciosa en el Restaurante Atrio de Cáceres

He estado pensando mucho sobre cómo escribir acerca de la experiencia vivida hace pocos días en el Restaurante Atrio de Cáceres. Y mi lado profesional ha tirado de mí inclinándome a describirla como se debe describir un cuadro o un objeto arqueológico, una obra de arte, yendo de lo general a lo específico, de lo amplio a lo concreto. Y así lo voy a hacer, acercándome al contexto, a la ciudad en la que se encuentra, al edificio, a sus instalaciones, a su bodega,  a sus menús, y, por último, a sus platos. Si olvidar en ningún momento a los artistas, a los creadores. Ellos son los artífices de esta obra.

SAM_1955

El restaurante Atrio nació en 1986 pero solo lleva cinco años en su nueva ubicación en el precioso casco histórico de Cáceres, concretamente en la Plaza de San Mateo, formando una unidad con el añadido proyecto del hotel Relais & Chateaux.

SAM_1956

Cáceres es la Capital de la Gastronomía 2015, galardón auspiciado por dos organizaciones profesionales de restauradores, hosteleros y periodistas especializados en turismo, la FEHR y la FEPET. Cuenta con doce Denominaciones de Orígen y tiene motivos sobrados para haber ganado esta capitalidad por su creatividad y tradición culinaria.

En este contexto situamos al restaurante Atrio, en Cáceres, en su casco histórico y dentro de esa tradición y modernidad, aunando cultura, turismo y gastronomía, tres pilares esenciales que han llevado a Cáceres a erigirse ganadora y que Atrio también difunde y apoya.

SAM_1957

El edificio ha sido restaurado y adaptado por los conocidos arquitectos Emilio Tuñón y Luis Mansilla, y ganó uno de los premios FAD de Arquitectura, y ha ocupado varias portadas de revistas especializadas en arquitectura y urbanismo. Tuñón y Mansilla son precisamente los arquitectos artífices del MusAC de León, museo que visité días más tarde.

SAM_2333

Hablemos primero de sus creadores,como hablamos del pintor antes de analizar su obra, el chef Toño Pérez y el empresario José Polo, ambos cacereños. El primero se dedica a la cocina, eligiendo las materias primas, los ingredientes, creando los platos, pendiente siempre de que todo marche bien en esta zona del restaurante tan importante, la cocina. En ella me recibió con simpatía y amabilidad, “puedes hacerlas fotos que quieras, entrar y salir cuando quieras”, me dijo el chef que ya reúne dos estrellas Michelín.

Pepe es el jefe de sala, se encarga de atender a los clientes, conversar con ellos, hacerles sugerencias según sus gustos o preferencias. Además de encargarse del hotel y los “papeles”. Persona encantadora, al igual que Toño.

Toño ha trabajado y aprendido con Arzak, Jockey y el Bulli, hasta que en 1986 decidió abrir Atrio con Pepe. Para explicar su cocina dice que “en su modernidad los platos hablan de mi madre, de mi tierra extremeña y, en fin, de mis raíces”. Lo cierto es que ha renovado el recetario extremeño pero basándose y usando la Torta del Casar, el cochinillo, la carne de retinto…Sus raíces.

SAM_1988

Pepe, el jefe de sala de Atrio, la amabilidad personificada,  lleva adelante la magnífica bodega, uno de los principales atractivos del restaurante, que actualmente es una de las mejores bodegas de España y Europa. La revista estadounidense Wine Spectator ha incluido su carta más de una vez entre las mejores del mundo, un mérito que no tiene ningún otro restaurante español.

98Y0047

En ella conviven en perfecta relación las grandes marcas conocidas y respetadas en todo el mundo con los más pequeños viticultores, con vinos de todos los países productores, una gran bodega de coleccionista y que ha sido formada poco a poco con una gran pasión, la que Pepe ha puesto en su creación.

SAM_1973

Nada más llegar al restaurante enseñan la bodega a los clientes que lo deseen, los guían hasta ese santuario de vinos y explican e informan sobre ella, respondiendo a todas las preguntas que vayan surgiendo. Otra experiencia fantástica, pues el espacio ya lo es por sí solo.

SAM_1971

Diseñada en círculos concéntricos, con la luz y la temperatura adecuadas y constantes, también fue diseñada por Tuñón y Mansilla. Consta de miles de botellas, de distintos países y años, algunas muy antiguas, otras nuevas, pero todas de alta calidad.

SAM_1972

Junto con Toño y José trabaja un equipo de profesionales de primera categoría, que saben tratar al cliente, hacerles su estancia agradable y digna de recordar siempre. Los cocineros, ayudantes de cocina…plasman en los platos las ideas de Toño, siempre trabajando en equipo, y los ayudantes de sala, así como el encargado de enseñar la bodega, emanan amabilidad, educación y simpatía.

El equipo de sala,como debe ser siempre, es un elemento esencial para el éxito de este restaurante. Ellos hacen, junto con la comida que podemos degustar,  que salgamos de allí queriendo volver. Impecablemente vestidos con traje oscuro, guantes blancos, de exquisito trato, educados, pero a la vez cercanos. Capaces de atender la demanda más exigente de un cliente y a la vez hacerle sentir como en casa.

05442ZIMER

Detalles como los manteles y servilletas  de hilo, la preciosa cristalería, la vajilla y la cubertería con sus firmas hacen de esta experiencia un deleite. Son los pequeños detalles, y no tan pequeños,  los que pueden hacer que una experiencia sea un éxito o un fracaso. Un mantel y servilletas de papel, cubiertos y vajillas del montón, o un plato o copa manchados llevan a poner el  “No me gusta” a un restaurante por bien que se coma en él. Se come bien en muchos otros y además cuidan los detalles, así que a la hora de elegir, nos inclinamos por el que cuida esos “pequeños” aspectos.

SAM_1979

Otro detalle queme gustó muchísimo es que todos los platos llegaban de cocina con cubreplatos, para guardar el calor y protegerlos hasta llegar a la mesa. Además de su finalidad práctica son preciosos, de varios diseños, otro deleite para los sentidos.

SAM_2005

Y vamos con los menús. Se puede elegir entre dos menús-degustación, el tradicional con platos clásicos, y el menú más novedoso basado en ideas más creativas. Ya que habíamos ido para conocer y descubrir la cocina de Toño nos decidimos por el segundo. Sé que muchos pensarán al ver las fotos y leer los nombres de los platos que este tipo de comida con platos grandes con una cantidad pequeña de comida en el centro, y con esos nombres tan poco sencillos no son sus preferidos precisamente, pero si esa pequeña cantidad es un bocado exquisito, que se toma paladeando, disfrutando de su sabor y textura y que el resultado es espectacular, seguro que cambiamos de criterio.

SAM_1982

En mi opinión, y de nuevo me sale la vena profesional,  son una obra de arte, mucho más que algunas de las que he contemplado en algunos Museos y Centros de Arte Contemporáneo actuales.

SAM_2009

El menú consta de catorce platos  que acompañamos con un vino blanco  Riesling 2012, Dönnhoff, excelente.

SAM_1996

Pepino con ravioli abierto con manzana verde, arenque y apio

SAM_1994

Este plato lo pude ver en la cocina cuando aún estaba en fase de elaboración.

SAM_1990

Guisantes falsos, cochinillo crujiente y crema de guisantes

SAM_1995

Igual que el anterior pude ver cómo lo preparaban en la cocina.

SAM_1989

Bloody Mary, granizado de tomates y helado de cebolleta

SAM_1998

Ostra con infusión de melisa

SAM_1999

Ostra canalla, con papel de frutos rojos y kimchi

SAM_2001

Cigala verde con pan de algas y aceite de oliva sólido

SAM_2002

Carabinero, maíz y meloso de cerdo ibérico

SAM_2003

Mero, cítrico de Mil y una noches y pan de cominos

SAM_2006

Solomillo de retinto en tartar con sorbete de mostaza

SAM_2007

Solomillo de retinto asado con costra de hierbas

SAM_2011

Torta del Casar en contraste con membrillo y aceite especiada

SAM_2012

Chocolate, fruta de la pasión, torrija con PX, cinco especias y sal de cayena

SAM_2018

La falsa cereza del Jerte, que no es lo que parece

SAM_2019

Golosinas y entretenimientos de mesa: gominolas, trufas, bizcochitos y macarons de limón.

SAM_2020SAM_2022

Y llegó la hora de irnos, tras más de dos horas de disfrute, Toño y Pepe nos despiden igual que nos recibieron, con mucha cercanía y amabilidad, haciéndonos sentir muy cómodos. El equipo de sala también nos despide y charla con nosotros sobre Cádiz, los chefs que conocen aquí, sus amistades y visitas a tierras gaditanas.

Y como colofón Pepe me regala una bolsa conteniendo la Carta de Vinos, un libro de 351 páginas, magníficamente editado, en el que yo había puesto mucho interés cuando nos lo dieron para elegir el vino.

SAM_2354

Al ver mi interés y los elogios que hice de ella tuvieron el buen gesto de regalármelo, junto con otras publicaciones.

SAM_2356En esta magnífica carta no solo se pueden ver los vinos de la bodega que podemos elegir para tomar, sino que se cuenta la historia de estos vinos, según su procedencia, tipo de uva…

SAM_2358

Además dela carta el obsequio contenía también dos cajitas de macarons de limón y muchos caramelos de café con leche hechos por ellos. Buenísimos.

SAM_2360

Todo un detalle que es propio de la gente que sabe cómo hacer las cosas, cómo actuar, cómo comportarse, y ese buen hacer es el que les lleva al éxito. Éxito que ya tienen pero que estoy segura va a seguir en aumento pues, como nos contó Pepe, tienen por delante aún muchas cosas que hacer, muchas facturas que pagar, mucho trabajo que llevar adelante…Con gente como ellos seguro que consiguen lo que se propongan. ya lo han demostrado.

SAM_2025

Y la próxima vez…probaré el hotel.

Anuncios

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una experiencia deliciosa en el Restaurante Atrio de Cáceres

  1. charobarrios dijo:

    Interesantísimo. Con sitios así, no me extraña lo de la capitalidad para Cáceres.

    • lola43 dijo:

      Charo, aún estas a tiempo de visitar Cáceres siendo Ciudad de la Gastronomía, merece la pena por este restaurante y varios más, La Torre de Sande, La Cacharrería, El Figon de Eustaquio…

  2. Liliane Dahlmann dijo:

    Realmente una descripción fantástica de lo que habéis vivido y degustado en Atririo. La próxima vez que vaya a Cáceres probaré estas maravillas culinarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s