Cata virtual de Ánfora Tintilla, de Bodega Forlong

El pasado domingo me estrené como participante en la cata de este vino, Ánfora Tintilla de Bodega Forlong,  que formaba parte de la serie de catas que organiza José Antonio Rodríguez Muñoz, “Peque”, sumiller de prestigio reconocido y gran conocedor del vino Tintilla. De hecho es autor de un libro imprescindible para conocer este vino,  Manual de la tintilla de Rota. El preside la asociación T de Tintilla y cada cierto tiempo organiza catas con los miembros de esta asociación.

IMG_20200531_123858

En esta ocasión la cata, como ya he dicho, estuvo dedicada al vino Ánfora Tintilla de Forlong. Conocí los vinos de Forlong y a Alejandro Narváez en 2016 en una cata que se celebró en Sanlúcar de Barrameda, en el Mesón Lantero. Allí me enteré de que los vinos que elabora Bodegas Forlong están hechos artesanalmente, recuperando métodos de recolección,  y son totalmente ecológicos. Su principal objetivo es elaborar vinos de alta calidad aprovechando las ventajas de la tierra, la cercanía al mar y el clima de las zonas de Jerez y Sanlúcar.

Alejandro Narváez y Rocío Aspeán son los artífices de este proyecto que comenzaron sin saber con certeza cómo acabaría y ya lleva varios años en marcha, cada vez más potente y con mucho futuro por delante. El nombre Forlong tiene “su porqué”. La finca en la que se ubica la Bodega se llama El Olivar de Forlón y ellos aprovecharon el nombre y le añadieron una letra G al final. De esta forma el nombre recuerda la expresión inglesa, “for a long time” “por largo tiempo”, “duradero”, aplicable a su proyecto. Y así ha sido hasta ahora.

IMG_20200529_132856

Precisamente la experiencia de Rocío en la Bodega de Luís Pérez de Jerez mientras trabajó en ella hizo que ambos, Alejandro y Rocío prestaran una atención especial al tintilla. Nos contó Alejandro en la cata del domingo que él siente mucho respeto por la variedad autóctona de la uva tintilla. Es una variedad muy resistente a las enfermedades, gracias a la humedad y la temperatura de Cádiz, y además es muy resistente al viento de levante.

dav

Es la segunda tintilla que comercializan, ésta es de 2018, año que tuvo muchas lluvias y en el que el verano fue relativamente frío. Esa climatología le proporciona a este vino unas características especiales como su acidez, o el tener solo 13 º en vez de 14 o 15.Su tonalidad es más clara y sus aromas son más primarios.

La peculiaridad de la vendimia de 2018 le llevó a madurar este vino en barro en vez de en madera de roble. De ahí su nombre “ánfora”. En mi opinión esto se nota en el vino, y es normal que así sea, ya que el barro proporciona un sabor y olor característico y muy distinto al que proporciona la madera. Los romanos cuando fabricaban las ánforas vinarias para exportar el vino a Roma elegían un buen barro. Eran famosos y fueron muy utilizados los barreros de Puerto Real y Chipiona, donde hay restos arqueológicos de abundantes alfares de época romana.

C_S_ 3772

También usaban vasos de cerámica, es decir de baro cocido, para beber el vino, pero en el siglo I dC se descubrió y extendió la técnica del vidrio soplado, lo que facilitó la elaboración de vasos y botellas de vidrio, que eran más higiénicas y, sobre todo, no eran porosos y no transmitían e sabor y olor del barro al vino.

dav

Alejandro ha elegido para madurar este vino ánforas de más de cien años, sabia elección. Pues si hubiera elegido barro reciente el vino sabría a esta materia, cosa que no ocurre. Se nota la ausencia de la madera pero el barro no perjudica al vino.

Este vino, al ser ecológico, tiene toques herbáceos, ya que en las tierras de cultivo ecológico hay muchas hierbas. Es un vino fresco y joven, ideal para tomarlo fresco. Visualmente tiene una tonalidad más clara y es más transparente.

En casa lo maridamos con un buen queso, y resultó una excelente elección, pero Peque recomendó tomarlo con atún, así lo tomaron él y su mujer y mis amigos roteños Pilar Ruiz y su padre Daniel.

IMG_20200531_193935_752

Antes de acabar quiero comentar algo sobre las etiquetas de las botellas de los vinos de Forlong. Son muy originales y llaman la atención. El diseño se debe a una prima de Rocío, diseñadora, que enseñó de forma casual algunos de sus dibujos a Alejandro y éste cuando vio un pescado enchaquetado dijo…”eso es lo que yo quiero”. El camaleón, la vaca, el pescado…forman parte del marketing de esta marca que también influye mucho a la hora de elegir un vino. Se nos mete por los ojos la etiqueta, el diseño, el nombre…Y ese detalle puede llevar a elegir ese vino y no otro.

IMG_20200602_190345

A mi me gustó el vino y me gustó la experiencia, espero poder repetir y tener la suerte de pasar un buen rato con los miembros de la asociación T de Tintilla, especialmente con los que tuvieron la gentileza de invitarme, Pilar y Peque. Desde aquí muchas gracias y…hasta la próxima.

 

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Sin categoría, Vinos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s