Lasaña de verduras

La lasaña es un plato muy conocido, que se toma en casi todos los países en alguna de sus variantes. Se puede hacer de pollo, de carne, de verduras… Mucha gente cree que la lasaña  se originó en Italia, pero hay antecedentes griegos reconocidos. En la Grecia clásica, y posteriormente en la cultura romana, se la conocía como laganon o laganum, respectivamente, nombre del recipiente donde se cocinaba. Era un tipo de pan sin levadura que se alternaba en capas con una salsa y luego se cocinaba en el laganon, recipiente parecido a una olla.

En Roma Cicerón (siglo I aC) ya mencionaba en sus textos el lagum, que eran unas tiras de pasta cocidas rellenas con legumbres y queso y que a él le gustaba mucho. Ya la pasta se elaboraba y cortaba como la conocemos actualmente.

Posteriormente en libros de cocina italianos e ingleses de los siglos XIII Y XIV aparecen recetas similares a la lasaña que se hace con capas. La primera receta de lasaña fue elaborada por el cocinero Giovan Battista Crisci, quien la describió en 1634 en su libro Lucerna de corteggiani, y añadía a las láminas de pasta la mozzarella para acabar gratinándola en el horno.

Un ingrediente fundamental de la lasaña es la salsa de tomate, que fue incorporada a este plato en 1881, en el libro El Principe dei Cuochi, publicado en Nápoles.

Una vez que conocemos algo sobre la historia de la lasaña digamos que la industia alimentaria ha facilitado mucho su elaboración al vender las láminas ya preparadas, las cuales solo hay que dejarlas en remojo en agua caliente hasta que se ponen blandas, sin necesidad de cocerlas. Yo la he rellenado con pisto de verduras, al que se puede añadir alguna otra que nos apetezca.

Qué necesitamos:

  • Un paquete de láminas de lasaña precocinadas
  • Para hacer el pisto mirar el enlace
  • Salsa de tomate frito
  • Queso rallado
  • Para la bechamel mirar el enlace

Cómo se hace:

Para preparar las láminas de lasaña seguir las instrucciones del paquete, echándolas en agua caliente hasta que se pongan tiernas.

Hacemos el pisto y lo mezclamos con salsa de tomate. En una bandeja apta para el horno y honda vamos poniendo capas de lasaña y de pisto, acabando con lasaña.

Sobre la superficie echamos bechamel y espolvoreamos por encima queso rallado. Metemos el recipiente en el horno precalentado a 180º, y lo dejamos hasta que la superficie se dore.

Un rico plato nutritivo y fácil de hacer y, como llena bastante, nos sirve como plato único.

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Pasta. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s