Recuperación de las salinas tradicionales, un reto a conseguir

El complejo medioambiental y de ocio MARAMBAY en el Parque Natural Bahía de Cádiz, ha acogido la presentación en España del proyecto internacional MedArtSal, que tiene como objetivo promover el desarrollo sostenible de las salinas artesanales, proporcionando apoyo en cuestiones económicas, medioambientales y de gobernanza.

La jornada de presentación de este proyecto, financiado por la Unión Europea en el marco del Programa ENI CBC Med, ha sido organizada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – Centro de Cooperación del Mediterráneo (UICN), en colaboración con la Universidad de Cádiz. Ambas instituciones son socias de un proyecto que aborda retos comunes en cuatro zonas mediterráneas (Italia, España, Líbano y Túnez) y del que ya se benefician cuatro salinas artesanales en España.

Cuando se cumple el primer aniversario de su lanzamiento, y coincidiendo con el Día Internacional de la Gastronomía Sostenible 2021, los socios han aprovechado para presentar los avances y claves de este proyecto en una jornada participativa en torno a un debate sobre el futuro de las salinas artesanales. Durante el acto participaron representantes del sector salinero, prescriptores y periodistas especializados en gastronomía y territorio, así como gestores y actores públicos y privados vinculados a la gestión del Espacio Natural y la innovación económica y social, quienes han debatido desde sus diferentes puntos de vista la manera de impulsar y promover la valorización territorial de las salinas artesanales en el contexto local y también global. A este grupo nos unimos como invitados varios blogueros gastronómicos, este La Fritada, Aprendiendo a cocinar, Cuarto y Mitá, Cocinando al Potopó y El  Almirez, así como Carmen Ibáñez, periodista especializada en temas gastronómicos.

Entre otros asistió el delegado territorial de Desarrollo Sostenible en Cádiz, Daniel Sánchez Román, quien destacó la necesidad de impulsar la colaboración público y privada para recuperar y apoyar las salinas artesanales de la Bahía de Cádiz, y cómo desde la Administración se está revisando el plan de ordenación del parque para favorecer el impulso de actividades de desarrollo sostenible que complementen a la tradicional salinera y acuícola.

El director conservador del Parque Natural Bahía de Cádiz, Rafael Martín Ballesteros, por su parte habló de las iniciativas que se llevan a cabo en el entorno del parque natural en ese sentido.

Salinas beneficiarias de las ayudas:

Durante el encuentro se presentaron los proyectos innovadores que se llevarán a cabo en los próximos meses en las salinas artesanales beneficiarias de la convocatoria de ayudas en España: las Salinas de Marchamalo de la Asociación ANSE en Murcia, el Centro de Recursos Ambientales Salinas de Chiclana, Salina San Vicente y la salina Preciosa y Roqueta (Marambay), en la provincia gaditana.

“Las propuestas seleccionadas son las que mejor traducen en acción los principios de innovación en la producción de sal y la protección del medio ambiente de MedArtSal”, comentó Catherine Numa, coordinadora de UICN para el proyecto.

Las acciones que se llevarán a cabo con los fondos asignados, 60.000 euros, incluyen proyectos piloto innovadores y de diversificación de actividades, como es la propuesta “Cultivo sostenible de microalgas mediante raceways para la diversificación en la salina Preciosa y Roqueta” (Cádiz) con la que se apoyará la puesta a punto de un sistema de cultivo de microalgas para la comercialización en sectores como alimentación o salud.

De la misma manera el proyecto “Aprovechamiento de los recursos naturales de la salina para la salud y el ocio”, en la salina Santa María de Jesús (Chiclana de la Frontera), que mediante la utilización de los recursos que ofrece la salina, como son las macroalgas, el fango y la sal, trabajará para la creación de una nueva línea de productos cosméticos. Con el apoyo de MedArtSal, se desarrollarán de manera piloto estos nuevos productos para su comercialización y uso en su spa salinero.

La propuesta “Adecuación al entorno y de producción salinera en la salina San Vicente”, en San Fernando (Cádiz) busca restaurar y habilitar un elemento importante del patrimonio cultural de la salina, como es el edificio del antiguo molino de sal, como tienda en la explotación para así fomentar la actividad turística del lugar. Esta salina es la única que ha sobrevivido en San Fernando de las numerosas que existían, manteniéndose activa desde 1725.

Y, por último, el proyecto de “Restauración de las salinas de Marchamalo” en Cartagena (Murcia), será implementado por la Asociación de Naturalistas del Sureste, que ha obtenido la concesión de esta salina abandonada y pretende su restauración y vuelta a la actividad productiva. Esta propuesta estará enfocada a recuperar el circuito del agua salada en una parte de la salina, de manera que se pueda recuperar la producción de sal en ese sector, y así recuperar sus valores socio-económicos, ambientales y culturales.

Durante la presentación también se destacó la importancia de contar con la salina La Esperanza como servicio central universitario. “El contar con una salina propia ha permitido desarrollar toda la experimentación necesaria para poder transferir los resultados ya testados directamente a las empresas beneficiarias de las ayudas”, comentó Macarena Castro, coordinadora del proyecto por la Universidad de Cádiz.

Los participantes asistimos después a una demostración de pesca artesanal de estero en la que se capturaron camarones, langostinos y cangrejos.

Tras la interesante demostración de pesca asistimos a un taller de cocina en la que Juanma, cocinero de Marambay, hizo un ceviche con langostino de estero acompañado con algas aportadas por Suralgas.

Posteriormente fuimos obsequiados con un almuerzo con productos típicos de la marisma salinera. Todos los platos fueron preparados  por el equipo de cocina de Marambay y maridado con vinos generosos de las Bodegas Lustau, del Grupo Caballero, cuyo representante Juan Mateos nos fue describiendo cada vino que acompañaba a los distintos platos.

Ensalada de tomate Raf, con Vino Amontillado Los Arcos

Ostras de Estero Natural con Fino  El Puerto de Santa María

Tortillitas de camarones

Revuelto de salicornia con Manzanilla Papirusa

Lubina a la espalda

Mousse de plátano con caramelo salado con Viña 25

 La jornada incluyó un espacio expositivo en el que han colaborado las empresas locales – -Productos La Salá

Estero Natural

Suralgas

Mar Natural

Ostras de Cádiz, todas ellas pequeñas y medianas empresas creadas en torno a las salinas artesanales.

En resumen fue una jornada muy ilustrativa y didáctica, aprendimos mucho sobre la situación actual de las salinas artesanales de las que en Cádiz había 150 y ya solo quedan cuatro que hay que proteger y darles vida de nuevo, adaptándose a las nuevas circunstancias.

También pasamos un buen rato en compañía de amigos, disfrutamos del maravilloso entorno en el que se sitúa Marambay, y nos deleitamos con los ricos productos que nos proporcionan nuestras salinas.

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bares y restaurantes, Ferias y acontecimientos, Pescado, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s