Torrijas con miel 2022

Todos los años suelo hacer torrijas en Semana Santa, y este año no han faltado, mejor hechas en casa que compradas, pues creo que el precio de una torrija está por las nubes…Así que a hacedlas en casa que salen mucho más baratas y, además sabemos qué ingredientes llevan.

En el libro de cocina de época romana De Re Coquinaria su autor Marco Gavio Apicio, quien vivió entre los gobiernos de los emperadores Augusto y Tiberio, recoge un postre muy parecido a las torrijas. Se usaba pan remojado en leche, se freía y se le añadía miel. En la Edad Media y el Renacimiento se tomaban torrijas, siendo muy recomendadas para la recuperación de las mujeres que acababan de parir. Juan del Encina las cita en sus obras, llamándolas «torrejas».

El motivo de tomarlas en Cuaresma y Semana Santa es, según parece, por el ayuno que se debe hacer en estas fechas. Hay que tomar un alimento que llene el estómago y que proporcione fuerza, y las torrijas llevan pan, leche, huevo, miel…

Desde unos años a la actualidad las torrijas se han «tuneado» y, además de las tradicionales con miel o azúcar y canela, las encontramos con ingredientes más sofisticados. A mí me gustan las tradicionales y así son las que he publicado con anterioridad en este blog. Esta es la receta, muy sencilla por cierto.

Qué necesitamos:

  • Un pan de molde, en este caso hecho en casa
  • Leche
  • Un palo de canela
  • Una naranja
  • Un vasito pequeño de vino dulce
  • Azúcar
  • Miel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Huevos

Cómo se hacen:

Dejamos que el pan se ponga recio, dejándolo unos tres días solo cubierto por un paño. Lo cortamos en rodajas gorditas.

Ponemos a hervir leche con un palo de canela, azúcar y piel de naranja. El azúcar depende de la cantidad de leche, por ejemplo para dos vasos dos cucharadas soperas. Cuando hierva sacamos la canela y la piel de naranja y dejamos enfriar un poco.

Empapamos en la leche las rodajas de pan y las colocamos en una bandeja. Ponemos a calentar aceite y, cuando esté bien caliente, vamos friendo las rodajas pasadas por huevo batido.

Las vamos colocando sobre papel absorbente y dejamos enfriar un poco.

En un cazo echamos miel y un poco de agua para que no esté muy espesa. Empapamos las rodajas de pan con la miel y las guardamos para ir sacándolas conforme vayamos a tomarlas. La miel que sobre la guardamos en un bote para echar un poco sobre la torrija antes de comerla, pues de un día para otro se chupa la miel y queda un poco seca, así que con la miel sobrante renovamos la cubrición.

Es un postre o merienda delicioso, y muy fácil de hacer…Y están riquísimas.

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Dulces y bizcochos, Postres. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s