Visita a la Bodega Miguel Domecq y sus vinos Entrechuelos

Nuestro amigo Iván Ricoy, al frente de su empresa Genuine Andalusia, organizó una visita guiada a la Bodega de Miguel Domecq, en la que elaboran los ya muy conocidos y apreciados vinos Entrechuelos. En ella participamos varios blogueros de Cádiz, que nos dedicamos a ello simplemente por el amor a nuestra gastronomía, a nuestros productos y, como no, a nuestros exquisitos vinos.

Miguel Domecq pertenece a la séptima generación ininterrumpida de una conocida familia de bodegueros que comenzó su actividad en 1.730 con  una bodega en Jerez que posteriormente se llamó Pedro Domecq. Esta empresa fue vendida en 1994, siendo entonces la mayor productora del mundo de brandies y vinos de Jerez y la octava como productora de bebidas alcohólicas.

Ha recuperado la tradición ancestral de Jerez como productor de vinos de mesa, con sus tierras albarizas en las que crecen sus viñas, usando varios tipos de uvas que dan mayor complejidad y equilibrio aromático a los caldos jerezanos. Después de una fructífera investigación, en el año 2003 plantó las variedades de uva que mejor se adaptan a este tipo de tierra y comenzó a producir unos vinos de mesa de extraordinaria calidad.

La bodega se ubica en Jerez de la Frontera en un entorno geográfico privilegiado, en el Cortijo de Torrecera.  En la parte más alta se alzan los restos del castillo de Torrecera, del que solo se mantienen en pie tres de sus muros. Fue construido a comienzos del siglo XIII como fortaleza ante las incursiones de las tropas castellanas y benemeríes. Por su estratégica ubicación debió ser un lugar de gran importancia que permitía una vigilancia eficaz de la zona. Desde su altura se domina un amplio espacio de la vega baja del Guadalete y del valle del arroyo Salado de Paterna, vía de comunicación natural con Alcalá y el sur de la provincia. Esta ruta fue seguida, entre otros, por Alfonso XI y su ejército en 1333 para la toma de Gibraltar.

Pues en ese terreno está la bodega, en medio de terrenos llanos o suavemente ondulados, con colinas de escasa pendiente donde la tierra albariza es la protagonista principal. Son terrenos calizos que retienen la humedad y evitan la evaporación y transpiración, confiriendo a la uva matices característicos e inimitables. Todo ello unido al clima cálido mediterráneo con influencia oceánica hace que los vinos de Cádiz posean unas características únicas y especiales muy apreciadas en todo el mundo.

Nada más llegar a la bodega nos recibieron Rafael Domecq, José Antonio Martínez Caballero, Jaime Arias, Marcos Luján y Joaquín Gómez Beser enólogo de la empresa, quienes fueron unos anfitriones perfectos, no pudieron explicarnos mejor sus vinos, sus instalaciones… fue una visita muy interesante, didáctica y amena en la que aprendimos mucho y, a la vez, disfrutamos.

En la Bodega Miguel Domecq tienen una excelente selección de vinos de la Tierra de Cádiz. En ella se puede encontrar desde el reconocido Entrechuelos Chardonnay hasta otros vinos exclusivos. Toda una gama de vinos tintos como Entrechuelos Tercer Año o Entrechuelos Premium, Destaca también el  Entrechuelos rosado que, bien frío, es un acompañante ideal para maridar cualquier plato.

Destaca el llamado “champán de la provincia de Cádiz”, Brut Talayón Chardonnay. Su crianza se basa en vendimia seleccionada utilizando gas inerte, maceración prefermentativa a 8ºC durante 24 horas. Con un primer fermentado con levaduras seleccionadas a 17º durante 16 días y una segunda fermentación en botella siguiendo el método tradicional Champegnois durante 9 meses. Fino, fresco y afrutado, con burbujas vivas y finas, rico en aromas cítricos, con cuerpo elegante y la frescura que imprimen las finas burbujas.

Todos los vinos siguen el más riguroso proceso de cultivo, vendimia nocturna y elaboración. En Bodega Miguel Domecq se basan en una larga tradición familiar de casi 300 años de dedicación al mundo del vino, y sin olvidar los métodos tradicionales, que nunca cambian, utilizan también las últimas tecnologías para optimizar el resultado de todos sus caldos.

La bodega envejece sus vinos, tanto los blancos como los tintos, en barricas de roble francés de bosques seleccionados, siempre con pocos años, para que puedan dar al vino un aporte positivo de fenoles de madera.

La nave de barricas, los botelleros y la nave de expedición son mantenidas a una temperatura estable y controlada de 18º C.

Después los vinos permanecen en botella el tiempo necesario para su afinamiento.

Tras visitar las instalaciones y escuchar las explicaciones que nos dieron sobre las mismas y el proceso de elaboración, pasamos a disfrutar de una cata con cinco de sus vinos.

Entrechuelos Chardonnay

Vino Blanco Chardonnay que procede exclusivamente del viñedo en el Cortijo de Torrecera. Se trata de un vino de la Tierra de Cádiz con carácter suave, notas cítricas en nariz y de paladar suave y goloso. Aporta salinidad y frescura atlántica. Posee un abanico de aromas que merece la pena catar con tranquilidad, sin prisas.
Este vino monovarietal de Chardonnay se fermenta y cría con sus lías y permanece tres meses de maduración en botella antes de su comercialización.

Fue servido en la cena de Entrega de Premios de la Real Academia de Gastronomía que tuvo lugar en el Teatro Rea de Madrid el 14 de Noviembre de 2013.

Entrechuelos Semidulce

Vino Blanco Chardonnay Semidulce elaborado con la apreciada uva Chardonnay, una uva blanca típica de la Borgoña francesa, que permite obtener vinos blancos y espumosos exquisitos. El uso de esta variedad de uva, unido al cultivo que hace la bodega, dan como resultado un vino único elaborado con una uva muy apreciada por los clientes. Se le añade uva moscatel dulce para aportar el dulzor, en vez de azúcar, de ahí que no sea un dulce pesado sino ligero y fresco.

A la hora de elegir un envasado se decantaron por una botella transparente con una etiqueta azul que evoca los colores de la tierra albariza donde se cultiva y del mar, que tanto influyen en los vinos.

De color amarillo verdoso pálido, brillante y limpio, en él abundan los aromas frutales y cítricos. En boca presenta muy buena intensidad, es untuoso y redondo con un final largo y dulce, en perfecto equilibrio con una acidez muy refrescante.

Entrechuelos Tercer Año

Vino Tinto elaborado con uvas Tempranillo, Merlot, Syrah y Cabernet Sauvignon, procedentes todas ellas exclusivamente del viñedo del Cortijo de Torrecera. Se trata de un vino de la Tierra de Cádiz con uvas recogidas en vendimia nocturna, sistema que usan en esta bodega de forma sistemática.
Tiene una crianza en barricas de roble francés durante 12 meses, usando maderas usadas, y se madura en botella en la bodega durante otros 12 meses antes de ser comercializado.

Una buena intensidad de color, de alta capa, e intentos aromas frutales, frutillos rojos y regaliz de palo, intensificado por una suave acidez.
Los aromas de la barrica francesa se acentúan en este vino que, cuando se oxigena más, adquiere notas de heno recién cortado, chocolate y aromas a caja de puros y resina de cedro, muy balsámicos.

Entrechuelos Premium

Vino Tinto elaborado con uvas Tempranillo, Merlot, Syrah y Cabernet Sauvignon, cultivadas en el Cortijo de Torrecera.

Se nota la fruta y tiene suaves aromas a canela y cacao, con leve perfil de vainilla. Su larga crianza en botella ha conseguido redondear este vino. Destaca Entrechuelos Premium 2014 como una magnífica añada acompañada de una elaboración cuidada hasta el último detalle.

Se trata de un vino cuyas uvas también han sido recogidas en vendimia nocturna. Es más balsámico y más concentrado.

Entrechuelos Torre de Ceres Tintilla de Rota

Vino Tinto 100% Tintilla de Rota cultivada en el Cortijo de Torrecera.

La tintilla es una variedad de uva autóctona de Cádiz, característica principalmente de Rota, que históricamente se ha plantado en la provincia desde mucho tiempo atrás y que, después de encontrarse casi en peligro de extinción, actualmente ha vuelto a cobrar la importancia que merece. En el siglo XIX se vivió un gran auge de esta uva en la zona, elaborándose vinos tanto dulces como secos. A principios del siglo XX se produjo un abandono del cultivo de la tintilla, que se vio desplazada por la variedad palomino, hasta el punto de desaparecer.

Las uvas son pequeñas, redondas y de color azulado oscuro a negro, con alto contenido en azúcares y acidez mediana. La tintilla de Rota necesita suelos arenosos y de barros, es una cepa de brotación y maduración tardías, y su producción es pequeña.

Hasta hace poco tiempo se usaba solo para elaborar vinos dulces, pero actualmente es básico para elaborar vinos tintos muy singulares. A ello ha colaborado el hecho de que, desde hace algunos años, varias bodegas gaditanas han apostado por esta variedad, tanto para vinos dulces como tinto secos, elaborando algunos de gran calidad y que están teniendo mucho éxito, como este de Bodega Miguel Domecq. Empezaron a trabajarla en 2014 y sacaron los primeros vinos en 2017. Tiene un color rojo intenso, color que ganó intensidad en la producción de 2018.

Acabada la cata todos quedamos muy satisfechos por las explicaciones del enólogo y encantados por haber podido probar estos vinos.

Pero no acabó ahí la visita, tuvieron la amabilidad de invitarnos a unos aperitivos, abundantes y ricos todos, que degustamos mientras nuestra vista disfrutaba con las vistas tan bonitas que desde la bodega se aprecian.

Langostinos, jamón, caña de lomo, queso, sardinas ahumadas…

Todo acompañado de nuevo con los vinos que acababamos de catar.

Desde aquí invitamos, y recomendamos probar estos vinos que cada día están ganando más adeptos, y aparecen más en las cartas de vinos de los restaurantes. Son muy apreciados, y con razón. Para animar a probarlos la bodega ha lanzado una oferta que podéis ver en su web, aquí os la copio:

“Ya está aquí el buen tiempo. Y qué mejor para disfrutarlo que hacerlo con un Entrechuelos Chardonnay o el nuevo Entrechuelos Semidulce en la mano. Consigue un descuento del 15% en tu compra online de esos vinos o sus packs.”

Merece la pena aprovecharla.

También os recomiendo hacer una visita guiada y disfrutar con una cata en sus instalaciones, también merece la pena y es una experiencia estupenda.

Desde la web se invita a conocer de primera mano toda la historia, cultura y pasión sobre el vino que se encierra la bodega. Con ella se descubre una experiencia turística única en una zona geográfica privilegiada. Os llevareis un recuerdo que te acompañará durante toda la vida.

Y también se pueden usar sus instalaciones y cocina para celebrar eventos familiares, de empresas…El lugar es el ideal y los productos que ofrecen de gran calidad.

Muchísimas gracias a Bodega Miguel Domecq y a todo su personal que nos recibió con los brazos abiertos y nos hizo pasar una mañana estupenda.

Acerca de lola43

Mi profesión es Conservadora de Museos, no me dedico a la cocina profesionalmente, pero me encanta y disfruto con ella. Mi correo es: lafritadadelola@gmail.com lafritadadelola@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Bares y restaurantes, Bebidas, Vinos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Visita a la Bodega Miguel Domecq y sus vinos Entrechuelos

  1. Pingback: Wineries to visit in Southern Spain: Miguel Domecq | Genuine Andalusia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s